Cambio climático: Reducir las emisiones de gases con efecto invernadero (GEI)

Acuerdos reducción gases con efecto invernadero

¿Qué provoca el cambio climático?

El cambio climático lo provoca la emisión de gases con efecto invernadero (GEI) como el CO2. La emisión proviene de forma directa o indirecta de:

  • Consumo eléctrico.
  • Consumo de combustibles (fósiles o provenientes de biomasa)
  • Producción de energías renovables
  • Transporte (Turismos, camiones, moto, autobuses, transporte marítimo, aviación, transporte ferroviario, etc.)
  • Emisiones fugitivas (como los gases flúorcarbonats)
  • Emisiones de residuos derivadas de su gestión.
  • Consumo de agua proveniente de redes urbanas.

Para calcular las emisiones de CO2, se puede utilizar la Guía práctica para el cálculo de emisiones de gases con efecto invernadero (GEI) o calculadoras de emisiones. destacamos:

Acuerdos voluntarios para reducir las emisiones de gases con efecto invernadero

El Programa de Acuerdos voluntarios para la reducción de las emisiones de gases con efecto invernadero (GEI) es una herramienta impulsada por la Oficina Catalana del Cambio Climático de la Generalitat de Catalunya, para aquellas organizaciones que buscan un compromiso voluntario para reducir sus emisiones de GEI, más allá del que obliga la normativa.

A través de un Acuerdo, las organizaciones, entidades y colectivos que se adhieran se comprometan a seguir sus emisiones de GEI y establecer anualmente medidas para reducir sis emisiones de GEI.

Acuerdos reducción gases con efecto invernadero

¿Cuáles son los beneficios de una reducción de CO2?

La reducción del CO2 puede aportar los siguientes beneficios:

  • Reducción de la factura energética.
  • Reducción de la dependencia de recursos fósiles y de la vulnerabilidad asociada a incrementos potenciales de su precio.
  • Posicionamiento estratégico avanzado en términos ambientales y de cambio climático.
  • Incorporación de un valor añadido a los servicios, productos o proyectos de la organización, y a la relación de la organización y sus miembros o trabajadores.
  • Mejora continua de la gestión ambiental gracias a la implantación de proveedores y clientes de la organización. La mejora continua ambiental es un requisito ISO 14001, EMAS e ISO 50001.