La gestión ambiental puede estar motivada para mejorar la imagen de la empresa, mejorar las relaciones con los residentes locales (en el caso de empresas contaminantes), ahorrar dinero, obtener una certificación ambiental solicitada por los clientes de la empresa o una etiqueta ecológica entre otras.

El Sistema de gestión medioambiental busca la mejora continua ambiental. Tiene en cuenta los riesgos y oportunidades, la estructura organizativa, actividades de planificación, responsabilidades, prácticas, procedimientos, procesos y recursos para para establecer, implementar, realizar, revisar y mantener la política ambiental.

Las acciones realizadas como parte de un sistema de gestión ambiental pueden ser:

  • certificación según normas ambientales como ISO 14001 o EMAS.
  • la mejora ambiental de las actividades de la compañía.
  • productos de ecodiseño, teniendo en cuenta el análisis del ciclo de vida.
  • prevención de la contaminación.
  • la reducción del consumo de recursos naturales y del consumo energético
  • reducción de residuos
  • educación ambiental
  • el establecimiento de sistemas de producción de energía renovable (fotovoltaica, solar térmica …)
  • la implicación de proveedores y subcontratistas, animándole a adoptar un sistema de gestión medioambiental,
  • un enfoque relacionado con la compra sostenible.

Certificados de gestión ambiental

Los certificados más habituales son:

  • Certificado ISO 14001. Es el certificado de gestión medioambiental más habitual, ya que las normas ISO son las más conocidas a nivel internacional.
  • Verificación EMAS. Certificado según el Reglamento (CE) 1221/2009 relativo a la participación voluntaria de organizaciones en un sistema comunitario de gestión y auditoria medioambientales (EMAS). En Catalunya los EMAS los gestiona la Generalitat de Catalunya. Podéis consultar más información a la seva web.
  • Certificado ISO 50001 de eficiencia energética. Habitualmente es un certificado complementario a los certificados de gestión ambiental.

Un sistema de gestión medioambiental también se puede complementar con la gestión de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). La RSC también se puede certificar tanto su sistema de gestión (como IQNet SR10) como las memorias de sostenibilidad (como las memorias de forética o GRI) o realizar auditorías externas  (auditoria SMETA)

Normas de gestión medioambiental