1. Beneficios de la gestión energética con la ISO 50001

Una gestión energética eficiente según la norma ISO 50001 ayuda a:

  • Aumento de la eficiencia energética. El certificado de gestión energética ayuda a reducir el coste de la energía, implantando las mejoras en la eficiencia energética a partir de herramientas como:
    • Estrategias de reducción de consumos.
    • Inversiones en eficiencia dentro de la mejora continua en la gestión energética que requiere la norma ISO 50001.
    • Ayudas y subvenciones de los proyectos de mejora implantados con la norma ISO 50001.
  • La norma ISO 50001 evalúa el aprovechamiento que se hace de la energía, a través de:
    • análisis de perfiles de consumos
    • seguimiento y medida del consumo y toma de muestras, de acuerdo con la norma ISO 50001 de gestión energética.
    • simulaciones energéticas, …
  • Un certificado ISO 50001 integra la eficiencia energética a la gestión y mantenimiento, ayudando a la gestión energética, promoviendo buenas prácticas. Además, la norma ISO 50001 permite la integración con otros sistemas de gestión ISO como la norma ISO 9001, ISO 14001, ISO 45001 y otras normas ISO.

2. Requisitos de la norma ISO 50001

La norma ISO 50001 de gestión energética se basa en la mejora continua, de acuerdo con el ciclo de Deming o PDCA:

  • Plan: Establecer un “Plan Energético” de acuerdo con una planificación, que establezca acciones concretas y objetivos para mejorar la política y gestión energética. Para establecer el “Plan Energético”, debe seguir los pasos siguientes:
    • Conocer el gasto en energía. Se debe conocer el consumo de energía, el pico del consumo, las tarifas diferenciales y otros costes.
    • Controlar el uso de la energía. La gestión energética implica:
      • Clasificar los procesos según su consumo;
      • Saber cuanta energía utilizan las máquinas y las instalaciones;
      • Tener iniciativas de eficiencia energética y
      • Detectar casos fáciles y rápidos de mejora continua.
    • Encontrar la tecnología apropiada. Debería de ser una solución probada y establecida por muchos usuarios. En la gestión energética se debe:
      • Aprovechar iniciativas y tecnologías favorables
      • Optimizar financiamiento y subvenciones para proyectos de eficiencia energética.
      • Conocer el tiempo de recuperación de la inversión y cómo afectan las actualizaciones tecnológicas.
  • Do:  Implementar las acciones de la gestión energética previstas en el “Plan Energético” establecido por la dirección.
  • Check: Monitorizar los resultados, estableciendo indicadores, en el cuadro de mando, que ayuden al seguimiento de la gestión energética y al cumplimiento de los objetivos establecidos, de forma que podamos valorar y divulgar correctamente los resultados de la gestión energética.
  • Act: Revisión de los resultados para la toma de acciones de corrección y mejora de la gestión energética.

La norma ISO 50001 de gestión energética pretende ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y de otros impactos ambientales relacionados, así como los costes de la energía a través de la gestión sistemática de la energía. De su contenido, destacamos:

  • Responsabilidad de la Dirección. Destacamos que debe comprometerse al “Sistema de gestión energética“.
  • Política de gestión energética dónde se pueden incluir compromisos como reducir el consumo específico, reducir la emisión de GEI, compra de productos y servicios de energía eficientes.
  • Planificación energética. Destacamos los siguientes puntos que tiene en cuenta la norma ISO 50000:
    • Identificar los requisitos legales y otros requisitos.
    • Revisión energética, basada en el análisis del consumo de energía, la identificación de las áreas de uso significativo de la energía e identificación y registro de las oportunidades de mejora en la gestión energética.
    • Línea Base de uso y consumo energético, de acuerdo con la revisión energética.
    • Indicadores de Rendimiento Energético. La gestión energética debe establecer los indicadores adecuados para realizar el seguimiento del desarrollo energético.
    • Objetivos, metas y planes de acción energéticas para lograr la mejora de la gestión energética a partir de las oportunidades de mejora identificadas.
  • Implementación y operación. Define los requisitos de la implementación de planes de “Mejora de la gestión energética” basado en:
    • Competencia en relación al uso de la energía garantizada por la formación y toma de conciencia.
    • Comunicación apropiada de la política de gestión energética.
    • Control documental y control operacional.
    • Diseño, teniendo en cuenta criterios de eficiencia energética en el diseño de nuevas instalaciones, reformas, compras de equipos, especificaciones de productos, etc
    • Criterios de eficiencia enerética al adquirir productos y servicios.
  • Verificación, revisando el cumplimiento de los “Planes Energéticos” establecidos a través de:
    • Seguimiento, medidas y análisis de la gestión energética.
    • Evaluación del cumplimiento de los requisitos establecidos.
    • Auditoria interna del sistema de Gestión de la Energía.
    • No conformidades, Acciones Correctivas y de Mejora.
    • Control de registres
  • Revisión por la Dirección. La norma ISO 50001 establece los requisitos de la “Revisión del Sistema de Gestión Energética” para asegurarse de su convivencia, adecuación y eficacia continua.

3. Normas relacionadas con la norma ISO 50001

Destacamos las siguientes normas vinculadas con la gestión energética:

  • ISO 14001 de gestión ambiental
  • IDAE – Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía