Normas IFS

IFS incluye los requisitos exigibles a los suministradores y se ajusta a los requisitos GFSI, dando una visión de la seguridad alimentaría y control de la calidad a través de evaluaciones a los suministradores.

IFS requiere implantar un sistema APPCC basado en el Codex Alimentarius, así como la implantación y gestión de Prerrequisitos e Instalaciones. Es recomendable tener previamente el certificado ISO 9001. Sus objetivos son:

  • Garantizar la legalidad, seguridad y calidad de los productos fabricados.
  • Asegurar el suministro de productos seguros, acordes con sus especificaciones y conformes a la legislación, consiguiendo una reducción de costes y logrando la transparencia en toda la cadena de suministro.
  • Reducir costes y tiempo a fabricantes y distribuidores.
  • Asegurar la transparencia y rigurosidad en los sistemas de certificación.

El protocolo IFS se compone de seis grandes apartados:

  1. Sistema de Gestión de la Calidad.
  2. Responsabilidad de Gestión por parte de la Dirección.
  3. Gestión de Recursos.
  4. Proceso productivo.
  5. Mediciones, análisis y mejoras.
  6. Bioterrorismo, biovigilancia e inspecciones externas.

¿Qué norma IFS debe certificar?

Existe una norma IFS certificable, según su necesidad. Destacamos:

  • IFS Food es una norma para auditar a empresas suministradoras de productos alimenticios, con marca propia, en fases posteriores a la producción primaria. Asimismo, asegura que la fábrica dispone de una sistemática para gestionar aspectos de bioseguridad y bioterrorismo. La Norma IFS Food se aplicará cuando se procese un producto o cuando exista un peligro de contaminación de un producto durante el proceso de envasado primario.
  • IFS Logistics. Persigue certificar empresas cuya actividad sea la logística orientada a productos alimenticios y no alimenticios, como transporte, almacenamiento, distribución, carga/descarga, etc. Se aplica a todos los tipos de actividad: entrega por carretera, tren, barco; productos refrigerados/congelados o estables a temperatura ambiente. La certificación IFS Logístics demuestra la capacidad para gestionar la inocuidad de los alimentos relacionados con los riesgos. Además, ayuda a cumplir sus obligaciones legales y a proteger al consumidor.
  • IFS Broker, para auditar compañías que pueden o no poseer el producto pero que no tienen posesión física de los mismos (p.ej. no tienen almacenes, establecimientos de empaquetado o flota de camiones, pero que son entidades legales con dirección postal, oficinas etc.). IFS Broker se aplica a alimentos, productos de uso doméstico y del cuidado personal y envases. Si una compañía que procesa (alimentos, productos HPC o envases) tienen también servicios bróker y quisieran certificar ambas actividades, se puede realizar una auditoría combinada. IFS Food o IFS HPC o IFS PAC secure e IFS Bróker respectivamente.
  • IFS PAC secure. Asegura la calidad y la seguridad alimentaria en la producción de envases (primario y secundario) para alimentos y productos no alimentarios. Es una herramienta para identificar posibles peligros relacionados con los procesos de fabricación más utilizados en la conversión de material de embalaje, ofreciendo beneficios a las compañías que buscan la excelencia, en calidad, seguridad y satisfacción del cliente. Implica una ventaja competitiva en su mercado..
  • IFS Cash and Carry/Wholesale. Cubre todas las actividades de manipulación de productos a granel y envasados en mercados Cash & Carry o de venta al por mayor.
  • IFS HPC, para auditar empresas que procesan productos de uso doméstico y de cuidado personal, o empresas que envasan productos de uso o doméstico o cuidado personal a granel. IFS HPC sólo puede ser utilizado cuando un producto es “procesado” o cuando hay un peligro de contaminación durante el envasado primario.

Beneficios certificación IFS

  • Facilita el cumplimiento de la legislación aplicable, como:
  • Disminuye los costes de los posibles errores de cualquier cadena de producción.
  • Proporciona una comunicación organizada y eficaz, con todas las partes interesadas:
    • Autoridades Sanitarias
    • Consumidores
    • Clientes
    • Proveedores y socios comerciales
  • Da confianza a los consumidores, por ejemplo a partir de la mejora la documentación.
  • Control más eficiente y dinámico de los riesgos para la seguridad alimentaria, a partir de herramientas como los Programas de Prerrequisitos al sistema de gestión de la organización.
  • Ahorro de tiempo y costes, al realizar las auditorías junto con otros esquemas de Seguridad Alimentaria (BRC, Global GAP).
  • Conciliar la seguridad alimentaria y el control de calidad. (BRC, Global GAP, FSSC 22000).