Ecoetiquetas y declaraciones ambientales

Las ecoetiquetas y las declaraciones ambientales son una herramienta muy útil para un certificado ISO 14001 al manifestar la interacción con el medio ambiente de un producto o servicio. Su objetivo principal es informar al usuario que un determinado articulo o servicio tiene una incidencia ambiental adversa menor. La norma ISO 14020 recoge los principios generales de las etiquetas y declaraciones ambientales.

Para decidir comprar un producto o servicio concreto, debemos saber que hay dos tipos de ecoetiquetas:

  • Ecoetiquetas reglamentadas. Otorgadas por un organismo oficial. Por eso tienen más credibilidad.
  • Ecoetiquetas no reglamentadas. Son auto-declaraciones ambientales que los fabricantes realizan de sus propios productos o servicios. Al no provenir de organismos oficiales, no tienen tanta credibilidad.

Ecoetiquetas reglamentadas

Dentro de las ecoetiquetas reglamentadas, distinguimos entre las de tipo I y las de tipo III. Las dos ofrecen garantías por parte de un organismo competente que valide el cumplimiento de una serie de requisitos preestablecidos.

Etiquetes ambientales Tipo I

Las etiquetas ambientales tipo I, de acuerdo con la ISO 14024, son aquellas etiquetas o certificados que un empresa o entidad externa otorga a un producto para indicar que aquel producto es mejor (en aquel aspecto) que otro que no tenga la eco-etiqueta. Para lograr una eco-etiqueta de tipo I la empresa interesada se pone en contacto con la empresa o entidad certificadora, ésta última en función de los criterios definidos en sus condiciones, realizarán una serie de auditorías y/o controles.

Algunos ejemplos de ecoetiquetas Tipo I son:

Ecoetiqueta EuropeaEtiqueta Ecológica Europea (Ecolabel). La Etiqueta implica el cumplimiento de unos criterios ambientales selectivos, transparentes y con suficiente información y base científica para que los consumidores y usuarios puedan escoger aquellos productos o servicios que lo incorporan. Con ésta elección, los consumidores se aseguran de escoger las opciones que reducen los efectos ambientales adversos y contribuyen a uso eficaz de los recursos. Está regulado por el Reglamento 66/2010 de la UE.

Distintivo de Garantía de Calidad Ambiental. Sistema de etiquetado ecológico que reconoce productos y servicios que superen determinados requerimientos de calidad ambiental más allá de los establecidos como obligatorios por la normativa vigente.

agricultura ecologica europea Agricultura Ecológica. Sello otorgado por la Unión Europea a los productos agrícolas o ganaderos producidos según los requisitos especificados al reglamento CEE 2092/91.

Agricultura Ecológica (reconocimiento del CCPAE) alternativo al de la UE.

FSC (Forest Stewardship Council). Certifica que los bosques se han gestionado respetando el medio ambiente y los derechos humanos. Está integrado por asociaciones ecologistas, silvicultores, indústrias de la madera, organitzacions indígenes i institucions de certificació. L’etiqueta FSC certifica fusta, mobles, paper, suro, etc. que provenen d’aquests boscos certificats.

Ángel Azul (Der Blaue Engel). Etiqueta ecológica de Alemania. Una de las primeras certificaciones de productos ecológicos y de los más prestigiosos.

Cigne Blanc (Nordic Swan Ecolabel) Equip nòrdic d’eco-etiquetatge compost per Suècia, Noruega, Finlandia, Islandia y Dinamarca. La ecoetiqueta alcanza varias tipologías de productos y servicios.

AENOR Medio Ambiente. Marca creada por AENOR de conformidad con las normas UNE. Son criterios muy amplios, y poco concretos, por esto aportan poca credibilidad.

Energy Star. Etiqueta de eficiencia energética de la Agencia de Protección del Medio ambiente de los Estados Unidos (EPA). Es habitual en el sector informático.

Declaraciones ambientales Tipo III

Las Declaraciones ambientales Tipo III están reguladas ISO/TR 14025. Las etiquetas tipo III son poco habituales, ya que se trata de toda una declaración ambiental, dónde se informa de los procesos de elaboración del producto desde el punto de vista ambiental o sostenible. Las declaraciones ambientales de tipo III pretenden dar a conocer todo el ciclo de vida y su impacto ambiental, y donde lo utilizan más a menudo. Por eso, ayuda a los clientes a realizar el Análisis del Ciclo de Vida de sus productos o servicios (ACV) al incorporar información ambiental cuantificada que permite la comparación entre productos que cumplen la misma función.

Éstas declaraciones aportan una diferenciación comercial respecto la competencia al dar información ambiental fiable sobre los productos y/o servicios que se ponen en el mercado. Facilitan la comunicación objetiva, comparable y creíble del comportamiento ambiental de los productos.

Ejemplo de declaración ambiental tipo III:

TCF (Totally Chlorine Free) i ECF, (Elementary Chlorine Free). Éstas siglas indican que el papel está «libre de cloro elemental” y “totalmente libre de cloro”. Recordamos que el cloro es un potente contaminante de las aguas, que al reaccionar con las moléculas de la madera generan substancias como los organoclorados, que afectan al sistema inmunitario de los mamíferos.

Ecoetiquetas no reglamentadas: Tipo II

Forma parte de éste grupo las eco-etiquetas tipos II que están reguladas por la norma ISO 14021. Se caracterizan por tener poca fiabilidad debido a que son auto-declaraciones que el propio fabricante del producto se otorga o asigna á él mismo, sin la intervención de empresas o entidades externas de prestigio reconocido, por tanto es una información directa del fabricante, que indica que el producto tiene unas calidades que otros no tienen, evidentemente sin la garantía de terceros.

Generalmente se colocan como argumento de venta, aprovechando que en nuestro entorno se tiene en consideración cada vez más ecológica y el medio ambiente. Ejemplo de eco-etiquetas Tipo II:

Carrefour Bio. Ejemplo de auto-declaración del fabricante o eco-etiqueta tipo II que la empresa Carrefour otorga a aquellos productos que cumplan con sus requisitos y comercializa ella misma.

Reciclaje. Es la autodeclaración de etiquetado ecológico más común. Indica que el producto ha estado reciclado . En el interior del icono hay un numero que indica el tanto por ciento del material reciclado que lo compone (por ejemplo 100%). En el caso de no tener número indica que es reciclable y no reciclado. Por esto, puede dar a confusión.